Salud

Diagnóstico y tratamiento de la epididimitis aguda y crónica en hombres.

Pin
Send
Share
Send
Send


El problema de la salud reproductiva masculina es muy agudo. El organismo de un hombre moderno está influenciado por muchos factores negativos: la ecología deficiente, el estrés constante, la dieta poco saludable, el estilo de vida sedentario y toda una gama de diversas infecciones de transmisión sexual. Como resultado, los médicos observan un aumento constante en las enfermedades de la esfera genital masculina, incluidos los procesos inflamatorios de los órganos genitales externos.

¿Qué es la epididimitis?

La epididimitis es el proceso inflamatorio en el epidídimo. Los hombres de todas las edades padecen esta enfermedad desagradable, pero se observa con mayor frecuencia en el grupo de edad de 20 a 40 años, durante el período de mayor actividad sexual.

Los testículos y sus apéndices se encuentran en el escroto y pertenecen a los genitales externos masculinos

Los testículos masculinos son glándulas genitales apareadas, que se encuentran en el escroto. Cada uno de ellos está junto a un apéndice en el lateral, un cordón denso que se asemeja a un tubo en espiral. Sirve para la maduración y avance del esperma. En el polo inferior del testículo, el apéndice continúa en el conducto deferente, que, al pasar a través de la glándula prostática, se fusiona con la uretra.

Los testículos se pueden sentir fácilmente a través de la pared del escroto, normalmente son formaciones elásticas redondeadas. Los apéndices se sienten en forma de rodillos en las superficies laterales de las glándulas genitales.

Debido al hecho de que el apéndice está directamente adyacente al testículo, la epididimitis a menudo provoca inflamación: la orquitis. En este caso, la enfermedad se llama orquiepididymitis.

La inflamación de los apéndices se acompaña de una inflamación severa del escroto.

Tipos y formas de la enfermedad.

Dependiendo de la causa de la enfermedad, existen varios tipos de epididimitis:

  • infeccioso (específico, no específico);
  • necrótico-infeccioso (debido a la torsión y la muerte del tejido testicular);

  • granulomatosa (provocada por granuloma semilla);

  • postraumático.

Alrededor del 80% de los casos de epididimitis y orquidididimitis son causados ​​por infección.

Estos pueden ser agentes no específicos:

  • bacterias (incluyendo E. coli);
  • virus;
  • hongos
  • clamidia;
  • mycoplasma.

Para infecciones no específicas son manifestaciones comunes de la enfermedad. La dificultad particular es que el agente causal de la enfermedad no se puede determinar sin un examen bacterioscópico especial.

Las infecciones específicas tienen manifestaciones características que facilitan el diagnóstico. La causa del desarrollo de la patología puede ser:

  • bacilo de la tuberculosis;
  • gonococo;
  • tricomonas;
  • el agente causal de la sífilis (muy rara vez causa epididimitis).

En los hombres de 20 a 40 años, la principal causa de la inflamación son las ITS, las infecciones de transmisión sexual (gonorrea, tricomoniasis). Mientras que en el grupo de edad mayor de 40 años, la mayoría de las veces el desarrollo de la enfermedad es provocado por E. coli.

De particular preocupación es la ochroepididyis, que se desarrolla en niños y adolescentes como una complicación de las paperas. En el 20-40% de los casos, esta enfermedad conduce a atrofia testicular e infertilidad.

La causa de la epididimitis infecciosa-necrótica se convierte en torsión testicular. La adición de un agente bacteriano agrava el curso de la enfermedad. La inflamación granulomatosa ocurre cuando el esperma está incrustado en el tejido del epidídimo.

A menudo, la inflamación del apéndice se produce después de un traumatismo en los órganos genitales masculinos. La epididimitis traumática se divide en:

  • postoperatorio (si la infección se presentó durante la operación);
  • post-instrumental (infección ocurrida durante procedimientos médicos);
  • En realidad traumático (después de la lesión del escroto).

La inflamación postraumática se fija en aproximadamente el 9% de los pacientes.

Por la naturaleza del curso de la epididimitis es:

  • agudo
  • crónico

Estas formas son significativamente diferentes en los síntomas y requieren un enfoque diferente para el tratamiento.

El proceso agudo se desarrolla rápidamente, por lo general comienza desde un lado. Muy a menudo a la derecha, ya que el testículo derecho en los hombres se encuentra justo arriba de la izquierda. A veces la inflamación envuelve el testículo, causando su hidropesía.

El primer síntoma brillante de problemas es el dolor. Hay muchos receptores en el escroto, por lo que la molestia durante la inflamación es muy intensa. Son la razón para ir al médico.

El síntoma principal de la inflamación del epidídimo es el dolor intenso en el escroto.

Con el tratamiento adecuado, las manifestaciones agudas de la epididimitis desaparecen en una semana, pero el sello en el escroto dura mucho más tiempo, hasta dos meses.

La epididimitis aguda puede ser serosa o purulenta. Para una forma serosa, el edema y la induración en el área del apéndice afectado son característicos. El proceso purulento es una enfermedad grave en la que se forman focos de inflamación, seguido de la fusión purulenta de los tejidos.

Con el tratamiento incorrecto, la enfermedad se vuelve crónica, forma oculta. Al mismo tiempo, el proceso amenaza con prolongarse durante mucho tiempo, y la probabilidad de un desarrollo posterior de complicaciones es alta.

La inflamación del epidídimo a menudo provoca el desarrollo de orquitis.

Video: inflamación del epidídimo.

Causas

La inflamación en el apéndice ocurre principalmente como resultado de la penetración en la infección del órgano. Ocurre de dos maneras: hematógena (con sangre de otros focos de infección) o canalicular: la infección aumenta a través del conducto deferente (si hay una lesión en la uretra o la glándula prostática). La epididimitis puede ocurrir como una complicación después de los exámenes instrumentales (inserción de un catéter en la vejiga) o intervención endoscópica (uretrocistoscopia).

La epididimitis aséptica puede causar acumulación en el epidídimo de la amiodarona, un fármaco utilizado en cardiología. El peligro de desarrollar inflamación es mayor cuanto mayor es la dosis de medicamento que se toma.

El desarrollo de la epididimitis se ve facilitado por procesos estancados en la pelvis masculina. Los trastornos circulatorios reducen la resistencia del tejido a los agentes infecciosos. En riesgo, los representantes del sexo más fuerte, que sufren de estreñimiento crónico, hemorroides. La mutilación genital congestiva puede ser el resultado de frecuentes relaciones sexuales interrumpidas.

En los niños, la epididimitis suele aparecer como una complicación de una infección viral (influenza, varicela, etc.).

Los factores provocativos para la aparición de la enfermedad son:

  • hipotermia;
  • sexo desprotegido, promiscuo;
  • anomalías del tracto urinario;
  • hiperplasia, adenoma de próstata, que interrumpe el flujo de orina;
  • tuberculosis pospuesta, sarcoidosis;
  • Cirugía en los genitales (incluyendo vasectomía) u órganos pélvicos.

Síntomas de la enfermedad

La inflamación aguda en el apéndice comienza con un rápido aumento de la temperatura hasta 40 ° C, escalofríos y aumento del edema del apéndice. La inflamación captura rápidamente la cáscara del testículo y el escroto. En cuestión de horas, el escroto puede aumentar de tamaño dos o más veces. La piel se estira, se enrojece, los pliegues se alisan. Si el proceso de inflamación captura el testículo, el límite entre él y el apéndice deja de ser palpable.

El dolor es agudo, le da a la zona de la ingle, el perineo o el sacro, agravado por el menor movimiento. El dolor también puede aparecer en el estómago.

Otros síntomas de la epididimitis:

  • dolor al orinar;
  • la presencia de sangre en la orina;
  • Descarga mucosa o purulenta de la uretra (dependiendo de la etapa de la inflamación);
  • sensación de estallido en el escroto;
  • náusea
  • debilidad severa asociada con el aumento de la intoxicación;
  • dolor durante el coito y la eyaculación;
  • aumento de la micción;
  • malestar durante el acto de defecación;
  • ganglios linfáticos agrandados en la ingle;
  • La eyaculación precoz.

Cualquiera de estas manifestaciones debe ser una razón para consultar a un médico, ya que se pueden observar síntomas similares en otras condiciones peligrosas, como la torsión del testículo. En este caso, sin intervención urgente, puede perder el cuerpo.

La condición más peligrosa, acompañada de dolor en el testículo, es su torsión.

Los siguientes signos deben estar especialmente alertas:

  • sensación de ardor al orinar;
  • aumento de la temperatura alta;
  • dolor abdominal
  • Induración del testículo.

A menudo, en el día 3-5 de la enfermedad, los síntomas agudos desaparecen, pero esto no indica que la epididimitis haya desaparecido. Sin consultar con el médico en ningún caso no se puede hacer.

La inflamación crónica del apéndice por lo general se produce de forma latente (oculta). El paciente no puede adivinar que la enfermedad no se cura hasta el final, ya que la forma crónica se caracteriza por la ausencia de síntomas. En el contexto del bienestar, un hombre solo durante los períodos de exacerbación siente un ligero dolor en el testículo.

Al mismo tiempo, el apéndice y el cordón espermático conectado con él se vuelven más gruesos con el tiempo, se vuelven densos, el conducto deferente se ensancha. Cuando se siente hay dolor, que también puede ocurrir durante el ejercicio. Externamente, el escroto tiene una forma y un color normales.

La derrota crónica, como regla general, captura ambos apéndices. La inflamación latente prolongada conduce a la cicatrización de los tejidos del apéndice afectado y la infertilidad.

Etapa de la enfermedad

Según la gravedad del proceso, hay tres etapas de la epididimitis:

  1. Luz: caracterizada por leves manifestaciones de la enfermedad, la temperatura aumenta ligeramente.
  2. Medio: pronunciados signos de intoxicación, la temperatura aumenta a 39 ° C, el foco de la inflamación se extiende a los tejidos circundantes.
  3. Grave: el paciente tiene fiebre, los síntomas se manifiestan al máximo, el epidídimo se agranda, hay focos de fusión purulenta.

Diagnósticos

Enfermedades de los genitales masculinos: una razón para recurrir al urólogo. Este especialista puede hacer fácilmente un diagnóstico preliminar después de entrevistar al paciente, la inspección visual y la palpación (palpación) del escroto. Como regla general, el diagnóstico de epididimitis no es difícil.

Para el diagnóstico diferencial de la epididimitis, el médico prescribirá:

  • análisis de orina El estudio es muy informativo para confirmar la epididimitis. La presencia en la orina de un gran número de leucocitos y proteínas indicará el desarrollo del proceso inflamatorio. Debe aclararse que las bacterias que causaron la enfermedad, en grandes cantidades, se encuentran en la uretra. Por lo tanto, el estudio requiere orina desde el inicio de la corriente; en el análisis de orina de un paciente con epididimitis, leucocitos y proteínas
  • bacterioscopia. El análisis de orina se realiza para determinar el agente causal de la enfermedad. Al mismo tiempo, se designa un estudio de la sensibilidad del microbio a varios antibióticos, para que el médico pueda seleccionar el fármaco antibacteriano más efectivo;
  • Pruebas de ITS (ensayo PCR). El análisis de las infecciones de transmisión sexual se realiza mediante el método de PCR. Esta técnica es capaz de identificar el material genético del patógeno en la orina, sangre o frotis de la uretra. Es mejor realizar pruebas de ITS para ambos socios al mismo tiempo;
  • hemograma completo (necesariamente con fórmula de leucocitos). El examen de la sangre del paciente con la inflamación existente del epidídimo mostrará un desplazamiento de la fórmula de leucocitos hacia la izquierda. El llamado aumento en el número de neutrófilos en la sangre. Normalmente, el número de neutrófilos segmentados es 47-74%, banda (inmadura) - 1-6%. Un aumento en el número de formas inmaduras indica la presencia de un foco inflamatorio en el cuerpo. Al mismo tiempo, la tasa de sedimentación eritrocitaria aumentará (normalmente en hombres de 18-55 años - 2-14 mm / h, en hombres mayores de 55 años - hasta 15-19 mm / h);
  • un estudio para identificar anticuerpos contra el agente causante de las paperas;
  • Ecografía y resonancia magnética de los testículos y apéndices. Los métodos como la ecografía y la resonancia magnética son extremadamente importantes para el diagnóstico y diagnóstico diferencial de la epididimitis. La ecografía puede detectar focos de pus de tamaño mediano y establecer la etapa de la inflamación. Se puede obtener información más precisa sobre el estado de los órganos del escroto utilizando la MRI, pero este estudio tiene una desventaja significativa: su alto costo;
  • Ecografía Doppler del escroto. El estudio permite evaluar el estado de los vasos sanguíneos en la región inguinal.

Diagnostico diferencial

Los síntomas de la epididimitis inespecífica a veces son muy similares a una infección específica, el epidídimo tuberculosis. Importante en el diagnóstico es la recopilación de una historia detallada y la identificación de los bacilos de la tuberculosis en el contenido del apéndice. Esta forma de epididimitis es peligrosa porque conduce a la formación de un absceso tubercular o fístula del escroto. Si se detecta un bacilo tuberculoso en el análisis, se debe remitir al paciente para consulta con un especialista en fisiología.

La epididimitis aguda debe diferenciarse con una torsión del epidídimo, ya que en el segundo caso el paciente requiere tratamiento quirúrgico inmediato. Esta condición se caracteriza por dolor severo repentino en ausencia de fiebre y enrojecimiento del escroto. Para el diagnóstico se aplica estudio Doppler de los vasos del escroto del paciente.

Con frecuencia, incluso en hombres jóvenes, neoplasias testiculares. Al mismo tiempo, el órgano aumenta significativamente de tamaño, pero no hay signos característicos de la inflamación. Si se sospecha un tumor, se realiza una ecografía del escroto. Indicativo será el análisis de sangre para los marcadores tumorales.

Tratamiento de epididimitis

Los métodos conservadores se utilizan principalmente para tratar esta enfermedad. La terapia principal es antibacteriana. A menudo, se prescribe una combinación de dos antibióticos si se encuentra que la inflamación es causada por la flora mixta.

Para pacientes de hasta 40 años, se utilizan dos esquemas principales:

  • Cefalosporinas (Ceftriaxona) + preparaciones de tetraciclina (Ciprofloxacina), el curso de la terapia es de 10 días;
  • Macrólido (Sumamed), curso - 3-5 días.

Los hombres del grupo de edad de 40 años son tratados con drogas:

  • Levofloxacina o ciprofloxacina;
  • Preparación de sulfanilamida (Sulfalen, Sulfadimethoksin) + trimethoprim (Co-Trimoxazole).

La elección del antibiótico es la prerrogativa del médico tratante.

Si resulta que la inflamación del apéndice no es infecciosa, al paciente se le administran medicamentos antiinflamatorios no esteroideos: ibuprofeno, nimesulida, diclofenaco y agentes de resolución: Longidaza.

A nivel local, puede aplicar compresas con Dimexide (solución al 10-15%), electroforesis con yoduro de potasio y novocaína. La terapia con láser magnético da un buen efecto.

Durante el período de hundimiento de los síntomas, se prescriben procedimientos fisioterapéuticos, tales como:

  • UHF (terapia de frecuencia ultraalta): la exposición a campos electromagnéticos acelera la circulación sanguínea y el proceso de regeneración en el órgano afectado;
  • Diatermia en el escroto: el tratamiento con calor estimula el metabolismo y ayuda a reducir el dolor.
  • Paquetes de calor.

Galería de fotos: medicamentos

Intervencion quirurgica

Si la epididimitis se complica con un absceso, el paciente será sometido a una cirugía: el cirujano abre y drena la cavidad del absceso. Con una lesión masiva e irreversible, está indicada la epididimectomía (extirpación del epidídimo).

Además, el tratamiento quirúrgico se realiza en las siguientes condiciones:

  • infertilidad causada por la inflamación del epidídimo;
  • epididimitis tuberculosa;
  • Exacerbaciones frecuentes del proceso crónico.
  • epididimitis postraumática;
  • curso severo de la enfermedad, falta de respuesta al tratamiento;
  • Torsión del apéndice.

Tratamiento de la epididimitis tuberculosa.

La inflamación tuberculosa del epidídimo se trata de manera diferente a otras formas de esta enfermedad.

La farmacoterapia es la designación de isoniazida, etambutol, rifampicina, estreptomicina y otros medicamentos contra la tuberculosis. En función de la gravedad del proceso, los fármacos se toman por vía oral, se administran por vía intramuscular, intravenosa o endolinfática (en los ganglios linfáticos inguinales).

Isoniacida: un medicamento contra la tuberculosis que tiene un efecto perjudicial en la varita de Koch

Moda y dieta

Los pacientes con inflamación aguda del apéndice requieren reposo en cama estricto. Es importante asegurar la paz y la posición elevada del órgano afectado. Para hacer esto, use un rodillo de una toalla o una fusión especial apretada (suspensión).

En los primeros días, el médico prescribe compresas frías tópicas. Para reducir el dolor, se utilizan velas con ketorolaco o drotaverina.

La dieta para la epididimitis implica el rechazo de alimentos picantes, salados y fritos, bebidas alcohólicas. Se recomienda al paciente que beba muchos líquidos (a razón de 30 ml por 1 kg de peso).

Para asegurar la inmovilidad del apéndice use un calor apretado especial

Sexo con epididimitis

La inflamación aguda, como la recaída de la forma crónica de la enfermedad, implica reposo sexual.

Fuera de la epididimitis aguda, el sexo no está prohibido. Si la enfermedad es provocada por una infección de transmisión sexual, el uso de un condón es obligatorio. По крайней мере, до тех пор, как будут получены результаты контрольных анализов.

Мастурбация в период ремиссии разрешена.

Лечение народными средствами

Важно понимать, что народная медицина не заменяет лекарственную терапию, а лишь дополняет её. Es imposible curar la epididimitis solo con métodos populares.

Hay muchos remedios populares para el tratamiento de enfermedades inflamatorias de la esfera genital. Los componentes naturales en ellos tienen un efecto antiséptico, antibacteriano, calmante, mejoran la regeneración de los tejidos afectados por la inflamación.

Aquí hay algunas recetas:

  1. Para hacer una colección de partes iguales de conos de enebro, bolsa de pastor y hojas de gayuba, raíces y diente de león, semillas de anís y eneldo. En un recipiente de medio litro coloque 3 cucharadas de esta colección, agregue agua hirviendo y deje reposar durante media hora. Luego cuele la infusión y bébala en el transcurso de un día en 2 dosis.
  2. Haga una colección del mismo número de hojas de abedul, conos de enebro, celidonia, raíces de rastra y pasto Potentilla. En un recipiente de un litro, coloque 4 cucharadas de la mezcla y vierta agua hirviendo, deje enfriar y luego cuele. Bebida durante el día en 3 recepciones.
  3. Mezcle cantidades iguales de estigmas de maíz, brotes de abedul, vainas secas de frijoles y flores violetas. Hacer una infusión de 1 cucharada de la mezcla y 0,5 litros de agua hirviendo. Llévalo a 2 cucharadas tres veces al día.
  4. Haga una mezcla de cantidades iguales de hojas de arándanos rojos, hierba de cola de caballo y flores de tanaceto. Tome 4 cucharadas de la colección y realice la infusión en una capacidad de medio litro. Bebida en 2 recepciones durante el día.
Los remedios populares acelerarán la recuperación, pero no reemplazarán el tratamiento farmacológico

Las infusiones medicinales se recomiendan para tomarse dentro de un mes. En la inflamación crónica, es recomendable repetir el curso de la terapia hasta 4 veces al año.

Pronóstico y posibles complicaciones.

El pronóstico es favorable en la mayoría de los casos. La enfermedad se diagnostica con relativa facilidad, se trata con éxito con la ayuda de una amplia gama de medicamentos y no tiene ningún efecto adicional en la salud sexual de los hombres.

Sin embargo, en algunos casos, el proceso puede repetirse.

Como regla general, el éxito de la terapia depende de las acciones conjuntas del médico y el paciente. En la era de Internet, los pacientes a menudo no solo se diagnostican a sí mismos, sino que también prescriben un "tratamiento". Como resultado de tales acciones, aumenta la probabilidad de complicaciones, con lo que luego acuden en busca de ayuda a los médicos.

Cuanto más tarde se inicie el tratamiento, mayor será el proceso destructivo en los órganos afectados.

Posibles complicaciones de la epididimitis:

  • enfermedad crónica
  • implicación en el proceso de inflamación de los tejidos circundantes;
  • absceso del escroto;
  • testículo muriendo (necrosis);
  • sepsis (propagación de la infección en todo el cuerpo);
  • Gangrena de Fournier (necrosis rápidamente progresiva del escroto);
  • fístula escrotal;
  • obstrucción del conducto deferente;
  • infertilidad
  • Dolor crónico en la ingle, especialmente en el escroto.

La epididimitis bilateral no tratada se complica por la infertilidad en el 40-60% de los pacientes.

Los factores influyentes afectan el resultado de la enfermedad:

  • fiebre alta
  • una gran cantidad de leucocitos;
  • altos niveles de urea, proteína C reactiva en la orina;
  • la presencia de diabetes mellitus;
  • Edad y estado de salud.

Prevención

La epididimitis es una enfermedad extremadamente desagradable y peligrosa.

Para no enfermarse, un hombre debe:

  • seguir las reglas de higiene íntima;
  • use un condón;
  • evitar el trauma genital;
  • evitar el desarrollo de un proceso estancado en los órganos pélvicos (no interrumpir las relaciones sexuales);
  • no supercool;
  • No te dejes llevar por ti mismo.

Vídeo: Higiene genital externa.

La epididimitis es una enfermedad grave que debe tratarse con responsabilidad. La medicina moderna tiene una enorme lista de herramientas para ayudar al paciente lo antes posible a deshacerse de la enfermedad y evitar complicaciones desagradables. Para hacer esto, es necesario consultar a un médico competente a tiempo y hacer citas de buena fe.

Pin
Send
Share
Send
Send